Pacífico Seguros: “El jubilado no tiene margen de error”


“Nuestra capacidad para lanzar productos está limitada porque estamos regulados por la SBS”, dice Pacífico Seguros El Comercio conversó con Alfredo Galdós, gerente del área comercial de Rentas Vitalicias de Pacífico Seguros. ¿A qué se deben los cambios por los que pasa el sistema de pensiones? Hay una frase que dice “tienes que guardar pan para mayo”, pero la gente no está llegando a mayo. Tenemos que entender la realidad nacional y por qué estamos donde estamos. Si se toman en cuenta el nivel de informalidad y el nivel de continuidad que tiene la gente en sus empleos, es evidente que la capacidad para acumular fondos no es la esperada. El sistema [de pensiones] aún es joven y, a estas alturas, aparecen iniciativas que quieren cambiarlo. La pregunta que deberíamos hacernos es: ¿Por qué la gente está buscando jubilarse a los 50-55 años y por qué este segmento no puede conseguir trabajo? — ¿Cuál debería ser la principal preocupación frente a este nuevo escenario? Entender al afiliado. No le puedo decir que no a una persona de 65 años si quiere invertir o hacer un negocio, porque está en su derecho, pero lo que preocupa es que el jubilado no tiene margen de error. No hay opción a que le vaya mal porque, si le va mal, perdió el fondo. — ¿Cómo se adaptan las aseguradoras a este nuevo mercado? Nuestra capacidad para lanzar productos está limitada porque estamos regulados por la SBS. Está saliendo un nuevo producto, “la renta escalonada”, que permite una renta mayor durante los años que decidas al inicio y, en el segundo tramo, una menor, lo que garantiza una mayor recuperación del fondo. — ¿Y la oferta en general? El día que se inició la liberación de los fondos, tú paseabas afuera de las AFP y veías gente de las financieras repartiendo volantes. Para las cajas, por ejemplo, los afiliados deben evaluar qué clasificación de riesgo tienen, qué tasa ofrecen y durante cuánto tiempo la garantizan. Yo le puedo decir a mi cliente hoy que le voy a pagar una pensión hasta el último día de su vida y puedo garantizarle cuánto va a cobrar en cada uno de esos períodos. Le diría al afiliado que les haga la misma pregunta a las cajas

Fuente: El Comercio

Featured Posts
Recent Posts