Según MUNICH RE, Tormentas y terremotos lideran las pérdidas del primer semestre

Las pérdidas aseguradas por catástrofes naturales alcanzan los 27.000 millones de dólares hasta junio

Las pérdidas causadas por los desastres naturales en el primer semestre de 2016 fueron significativamente mayores que las cifras correspondientes al año anterior. En total, las pérdidas a finales de junio llegaron a 70.000 millones de dólares (59.000 millones el año anterior), de los cuales estaban asegurados 27.000 millones (19.000 millones un año antes). Las principales causas fueron los fuertes terremotos en Japón y Ecuador, las tormentas en Europa y Estados Unidos y los incendios forestales en Canadá, según desvela un informe publicado hoy por MUNICH RE. Torsten Jeworrek, consejero de la reaseguradora, señala: “Estos hechos muestran claramente la importancia de la prevención de pérdidas, como la protección contra las inundaciones o la construcción de edificios resistentes a los terremotos en zonas de alto riesgo. La buena noticia es que los códigos de construcción y mejora de un enfoque más inteligente por los servicios de emergencia y las autoridades ofrecen a las personas una protección mucho mejor de lo que solía ser el caso”. Cifras de las catástrofes naturales en la primera mitad de 2016 – Las pérdidas globales fueron superiores al promedio -ajustado a la inflación- de los últimos 30 años (63.000 millones de dólares), pero por debajo de la media de los últimos 10 años (92.000 millones). – Las pérdidas aseguradas estaban en línea con el promedio de los últimos 10 años y por encima de la media de los últimos 30 años (15.000 millones millones de euros). – 3.800 personas perdieron la vida, significativamente menos que el año anterior (21.000) y que la media de los últimos 10 y 30 años (47.000 / 28.000). – Las mayores pérdidas fueron causadas por dos terremotos en la isla japonesa de Kyushu en abril (25.000 millones, de los cuales 6.000 estaban asegurados / 22.628 millones de euros – 5.430 millones de euros asegurados). “Un debilitado El Niño volvió a mostrar sus dientes con los incendios forestales en Canadá causados por condiciones de sequedad y calor, y una serie de tormentas en Texas, que conllevaron pérdidas de millones de dólares. La ausencia total de ciclones tropicales en el Pacífico noroccidental en la primera mitad del año es probable que también haya estado influenciado por El Niño. El tifón Nepartak, que llegó a China y Taiwán a principios de julio, fue el primero desde hacía mucho tiempo”, explica Peter Höppe, jefe de la Unidad de investigación de Geo Riesgos de MUNICH RE. Terremotos en Japón y Ecuador Dos terremotos en la isla japonesa de Kyushu, cerca de la ciudad de Kumamoto, trajeron las mayores pérdidas de la primera mitad de 2016. En un espacio de solo dos días, la tarde del 14 de abril y en las primeras horas del 16 de abril, dos terremotos golpearon la zona (de magnitud 6,2 y 7,0, respectivamente), provocando la destrucción de innumerables edificios y matando a 69 personas. Decenas de miles de ellas tuvieron que ser alojados temporalmente en refugios de emergencia. Muchas instalaciones de producción en la región también se dañaron y se tuvieron que suspender las operaciones durante varias semanas. La producción también se vio obstaculizada gravemente en ciertos fabricantes de automóviles, ya que fueron incapaces de obtener los componentes importantes. La pérdida total de los dos terremotos fue de 25.000 millones, de los cuales solo 5.900 millones estaban asegurados debido a la baja densidad del seguro para el riesgo de terremotos. El mayor número de muertes fue causado por un terremoto de 7,8 grados, que golpeó la costa del Pacífico de Ecuador, casi al mismo tiempo que los terremotos que asolaron Japón. Muchos edificios fueron destruidos y cerca de 700 personas murieron. Como suele ser el caso en los países emergentes, una parte relativamente pequeña de la pérdida total de 2.500 millones estaba asegurada, es decir, 400 millones. Incendios en Canadá, tormentas en Estados Unidos y Europa La provincia canadiense de Alberta sufrió devastadores incendios forestales a principios de mayo. Los incendios fueron causados por el calor extremo y la sequía y se desplegaron por los fuertes vientos, haciendo que se extendieran rápidamente a miles de hectáreas. Además, cientos de casas se incendiaron. Las pérdidas directas por estos incendios fueron de 3.600 millones de dólares, de los cuales 2.700 millones) estaban aseguradas. Gran parte de la carga de pérdidas en la primera mitad de 2016 se puede atribuir a las fuertes tormentas con granizo, lluvias torrenciales e inundaciones, que causaron pérdidas totales por más de 20.000 millones de dólares (18.102 millones) en Estados Unidos y Europa. De esta cifra, una serie de tormentas en Texas y estados vecinos causaron daños por valor de 12.300 millones, de los que 8.800 millones asegurados. Las condiciones climáticas extremas en los estados del Sur de Estados Unidos son sintomáticas de una fase de El Niño, donde las tormentas severas en esas regiones son más propensas que bajo condiciones neutras o de La Niña. El mal tiempo en Europa en mayo y principios de junio fue provocado principalmente por un sistema de baja presión que se extendió a niveles altos de la atmósfera sobre el centro de Europa. Las pérdidas totales de estas tormentas ascendieron a 6.100 millones, de los cuales 3.000 millones se encontraba asegurados. “Los estudios científicos han demostrado que las fuertes lluvias se ha vuelto más frecuentes en ciertas regiones de Europa durante las últimas décadas. El cambio climático es probable que haya sido en parte responsable de esto”, explica Höppe.





Fuente: Boletín Diario de Seguros América Latina

Featured Posts
Recent Posts
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2019. Proudly created with Wix.com   >>>  Política de protección de datos personales  >>>    Teléfono: (01) 419-6330      >>>     Redes Sociales:

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon