Aumentan los robos de autos con seguro digital


Ladrones de autos sofisticados han empezado a usar dispositivos especiales, o en algunos casos un computador portátil corriente, para obtener acceso a vehículos con llaves digitales y algunas veces también para encenderlos. La Policía sospecha que los hackers pueden haber robado contraseñas de seguridad entregadas por los fabricantes a los concesionarios, o aprovechado otras fallas de seguridad que han sido descubiertas recientemente. Las aseguradoras y la Policía norteamericana están de acuerdo en que esta clase de robos se han vuelto más y más comunes durante los últimos años. Robar es más complicado, pero más discreto Durante los últimos 60 años acceder a un vehículo ajeno ha sido relativamente sencillo; un gancho metálico especial, o al menos un gancho de ropa especialmente modificado, y un destornillador son suficientes en la mayoría de los casos. La tecnología cambió esta historia cuando introdujo seguros digitales. Ahora, la Policía y aseguradoras advierten que los criminales han encontrado formas de burlar algunos de estos seguros y acceder a los vehículos, con cada vez mayor frecuencia. Las técnicas son usadas también para encender los vehículos y robarlos, en algunos casos. James Woods, oficial de la división de robo de autos del Departamento de Policía de Houston, opina que la técnica consiste en acceder al sistema de seguridad del vehículo para indicarle que, en lugar de las llaves que tiene el dueño, sea controlado por un nuevo par de llaves digitales, que el ladrón tiene consigo. Esto le da a los criminales, en un proceso de un solo paso mucho más discreto que un acceso con un gancho y un destornillador y un encendido forzado, entrada al vehículo y la posibilidad de encenderlo. Fabricantes serán expertos en seguridad Por supuesto: la cantidad de ladrones con el equipo y conocimiento suficiente para ganar el acceso a un vehículo ajeno usando estas estrategias es pequeña. Pero el número probablemente aumentará en los próximos años, mientras los fabricantes de autos aumentan la cantidad de características y controles que dependen de un sistema computacional en el vehículo. Así funciona la tecnología; entre más popular es una solución, más herramientas están disponibles para atacarla o aprovechar sus fallas de seguridad, y estas se simplifican y automatizan hasta el punto de que YouTube y un par de horas de estudio pueden ser suficientes para aprender a usarlas. Usted mismo podría, a lo largo de unas horas o quizá de un fin de semana, con ayuda de tutoriales sencillos y herramientas gratuitas disponibles en Internet, aprender cómo atacar portales Web con software desactualizado o con agujeros de seguridad que quedaron abiertos por descuido. En los próximos años, la seguridad de los vehículos dependerá precisamente de esto: que los fabricantes no dejen abiertos agujeros de seguridad conocidos, y desarrollen las herramientas necesarias para cerrar aquellos nuevos que aparezcan con el tiempo, sin necesidad de retirar del mercado los vehículos. Así como lo hizo Fiat Chrysler en 2014 con 1.4 millones de autos para solucionar una falla del Jeep Cherokee que permitía a atacantes acceder remotamente a su sistema y tomar control del motor, aire acondicionado y el limpia parabrizas. La industria va hacia lo digital Esta semana Japón aprobó a los fabricantes de autos del país diseñar vehículos con cámaras en lugar de espejos retrovisores. Se trata de una movida que permite a las casas automotrices poner en las calles modelos iguales a los que durante años se han visto en salones de exhibición: con delgadas salientes que terminan en una cámara digital en lugar de espejos retrovisores, y pantallas interiores. El sistema de cámaras y pantallas tiene como ventaja que el conductor no debe desviar su vista del horizonte como lo haría para concentrarse en los espejos. Entre algunas de sus desventajas se destaca una pequeña pérdida de percepción de profundidad y, por supuesto, el hecho de que la cámara del vehículo puede fallar y dejar al conductor con un punto ciego hasta su próxima visita al mecánico. La movida es un ejemplo de la intención de la industria en aumentar la cantidad de partes en un auto que pueden convertirse en objetivo de ciberataques en el futuro.





Fuente: Vanguardia

Featured Posts
Recent Posts
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2019. Proudly created with Wix.com   >>>  Política de protección de datos personales  >>>    Teléfono: (01) 419-6330      >>>     Redes Sociales:

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon