Consejos que debes seguir antes de comprar una vivienda


Sigue estas recomendaciones para que la compra de tu casa o departamento sea segura y rentable.

Comprar un inmueble siempre es un proceso lleno de preguntas, y más si será tu primera casa o tu primer departamento. La situación económica del país podría incrementar las dudas, sin embargo, es importante que sepas que adquirir una vivienda puede ser una buena estrategia para proteger tus ahorros, ya que un inmueble difícilmente se verá afectado negativamente por la inflación o la devaluación. Por el contrario, tu inversión podría cobrar mayor valor a largo plazo.

La confección de un presupuesto, las cuestiones técnicas de una vivienda y la hipoteca más adecuada de acuerdo a nuestras posibilidades, son algunos de los aspectos que se toman en cuenta al momento de decidir la compra.

¿Qué debo considerar antes de comprar una vivienda?

Si te decidiste a cumplir el sueño de la casa propia queremos ayudarte a cerrar una compra segura y rentable siguiendo las recomendaciones de un especialista para cuidar tu salud financiera.

1. Revisa tus prioridades para buscar la vivienda que necesitas

De preferencia, elige el lugar y el tipo de vivienda de acuerdo a tus actividades presentes y proyectos futuros. Con esto afina la búsqueda de una vivienda nueva o de segundo uso, en proyecto o entrega inmediata, amplia o pequeña.

Respecto al primer punto, en ambos casos encontrarás ventajas y desventajas. Una obra nueva debería darte mayor garantía de eficiencia energética y calidad, aunque el precio puede ser más alto. Una vivienda de segundo uso es una alternativa más económica, pero podría traerte más gastos futuros. Respecto al segundo punto, dependerá de con qué urgencia requieras la vivienda y el presupuesto que manejes.

Los departamentos en proyecto suelen ser más económicos, pero averigua sobre la reputación del constructor. Por último, el tamaño dependerá de la comodidad que busques para los habitantes y el presupuesto que manejes.

2. Evalúa el estado de la vivienda

Recuerda que una reforma integral o parcial incrementará tu inversión a largo plazo. Si buscas una vivienda ya construida, pregunta a los propietarios sobre los años que tiene la construcción. Visita la casa para ver el interior minuciosamente, así podrás saber si necesitará algún tipo de remodelación o si tiene problemas en las conexiones de luz, gas, agua o desagüe, que te generarán gastos extra en tu presupuesto. Si eliges un departamento en proyecto investiga a la inmobiliaria y visita sus edificaciones entregadas.

3. Solicita los documentos del inmueble

Si te interesa una vivienda de segundo uso, revisa recibos de impuestos pendientes de pago, cargas que estén gravando el inmueble, título de propiedad, declaratoria de fábrica, partida registral, entre otros documentos que puedes consultar en la municipalidad del distrito y en la SUNARP. A menos trámites pendientes, evitarás gastos imprevistos que incrementen tu inversión. No es conveniente comprar sin título de propiedad.

4. Revisa la orientación de la vivienda

Puede que no sea un factor decisivo al momento de compra, sin embargo, el impacto de la luz sobre la vivienda va determinar una buena parte de la factura de la calefacción y la electricidad.

Un ejemplo de ello es que una buena orientación puede suponer hasta un 70% de ahorro energético. La orientación más recomendada es la “Orientación Este” ya que la luz solar ingresa hasta mediodía y la propia vivienda guarda calor y lo va liberando a lo largo de la tarde.

5. Negocia el precio y evalúa un préstamo hipotecario

Luego de calcular el valor del metro cuadrado en el distrito que te interesa, negocia el precio de la vivienda. Posteriormente, busca un financiamiento si lo deseas. Al momento de negociar una hipoteca, presta atención a las cuotas de pago y los intereses, hasta la cancelación del crédito. Una forma simple de calcular los intereses mensuales (que se añadirán a cada cuota), es la siguiente fórmula: Intereses = (cantidad pendiente de amortización) x [(% interés) / 12]. Eso sí, una vez obtenido el préstamo, evita retrasarte en tus pagos para que no te penalicen con intereses moratorios.

6. Asegura tu vivienda, tu inversión y tu futuro

Para quienes optan por la financiación con un crédito hipotecario es importante recordar que se puede reemplazar el seguro desgravamen del crédito por un seguro de vida que resulta más económico y lo puedes ajustar acorde a tus necesidades. Además, evalúa adquirir un seguro de hogar para proteger tu propiedad de otros riesgos que podrían significar también gastos futuros o la pérdida de tu inversión.

Con estas recomendaciones sabrás cómo comprar una casa de una forma más segura y rentable, cuidando tu salud financiera.

Featured Posts
Recent Posts
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square